Sleeping Beauty Wake Up

Sleeping Beauty Wake Up

Había una vez, en un lejano Reino, un Rey y una Reina cuyo deseo más profundo de su corazón era poder tener un hijo. Pasaban los años y el hijo no llegaba; hasta que un día, la Reina se encontraba tomando un baño; en lo que una rana apareció y exclamo: “Tu deseo se hará realidad, tendrás una hija y esta será la niña más hermosa de todos los reinos del mundo”. La reina termino muy contenta su baño y a los pocos días el rey recibió la noticia de que la reina estaba en cinta.
Tiempo después, nació la hermosa niña y como el rey no podía resistir tanta alegría, ordeno una gran fiesta invitando a familiares, conocidos y amigos de los demás reinos, entre los que también invito a un grupo de hadas para que estas llenen de regalos especiales a la niña. Pero el rey prescindió de una de ellas que resulto ser la más malvada.
El día de la gran fiesta llego y toco el turno en que las hadas fueron obsequiando a la niña los mejores regalos y deseos; belleza, riquezas, virtud y antes de que le llegue el turno a la última hada; apareció en el salón, el hada malvada que no había sido invitada lanzando por despecho un hechizo malévolo a la niña, “La niña cuando cumpla quince años, se pinchara el dedo con un huso de hilar y morirá en ese instante!”. Posteriormente, el hada malvada se retiró a su camino. Todos quedaron con la boca abierta, pero aún faltaba el deseo de la última hada; y esta, aunque no podía deshacer la maldición de su hermana, pudo disminuir el daño y exclamo: “¡La niña no morirá, pero entrara en un profundo y largo sueño durante cien años!”.
El rey, en su intento por evitar esta desgracia, mando que toda máquina de hilar sea destruida en el reino. Mientras la niña crecía y era muy hermosa y todos en el reino la adoraban.
Llego el día de sus quince años, el rey y la reina no se encontraban en el palacio, y la niña aprovecho para dar unas vueltas por las habitaciones del castillo. Fue así que llego hasta una vieja torre donde la llave estaba puesta por la puerta y, dentro de la habitación, una anciana sentada frente a un huso hilando lino.
La bella princesa, muy curiosa, quiso hilar también. Pero termino pinchándose el dedo con el huso y cayo dormida sobre una cama que se encontraba en el lugar.
El sueño se extendió a todo el territorio, y todos los habitantes del reino, incluso el rey y la reina que estaban llegando, cayeron en aquel profundo sueño.
Pasaron los años y alrededor del palacio creció una espesa y espinosa enredadera que creció más alto que el último banderín del castillo ocultando así el reino en un profundo bosque.
Hasta que un día, un príncipe se encontraba de cacería, y en lo que perseguía a su presa, ingreso al espeso bosque, y antes de dar por perdido al ciervo que perseguía, vio entre los árboles, el banderín de la torre donde dormía la princesa.
Al abrirse paso hasta el castillo, noto que todos en el reino se encontraban en un profundo sueño. Subió hasta la torre donde hallo a la bella princesa que dormía, recordando dentro de él las historias que corrían en los demás reinos. Al ver a la bella joven ahí dormida, el corazón del príncipe enamorado, empezó a latir más fuerte. Y acercándose a la princesa, le dio un beso.
Y de esta manera, la princesa y todos en el reino despertaron. Unos días después, se celebró una gran boda entre el Príncipe y la hermosa Princesa, y vivieron muy felices por siempre.

El juego se esta cargando!


Relacionados