El juego se esta cargando!


Angela Is Cheating on Tom

Angela Is Cheating on Tom

Muchas son las historias famosas de amor, engaños y celos que se han dado a lo largo del tiempo. Lamentablemente nunca tienen un final feliz y terminan arruinando la vida de las partes en la mayoría de los casos.
Tal es el ejemplo histórico de Juana la Loca y Felipe el Hermoso allá por el año 1496; luego de casarse, prontamente Juana quedo embarazada de Felipe, y se dice que esta fue la causa de las andanzas de Felipe con las damas de la Corte.
Cuando Juana se enteró, poseída de unos celos enfermizos, inicio una minuciosa vigilancia sobre Felipe, pero este no hizo caso alguno y siguió siéndola infiel.
Un día cuando Juana ya estaba por dar a luz a su segundo hijo, siguió a su marido a una fiesta en el palacio de Gante, y fue allí en el palacio en un retrete donde Juana rompió bolsa y Carlos su segundo hijo vino al mundo.
A partir de ahí comenzaron las sospechas sobre la estabilidad mental y emocional de Juana quien era heredera de las coronas de Aragón y Castilla; pero ante un eminente desequilibrio mental, esta investidura no le seria encomendada, sino que pasaría a manos de Felipe o al padre de este, D Fernando Aragón.
A Juana ya no le interesaba el poder, solo el amor de Fernando, pero esta historia no iba a terminar bien para Juana ya que Felipe murió y la corona quedo en manos de D Fernando Aragón y luego de la muerte de este pasa a manos de su hijo Carlos quien segado por el poder como su padre y su abuelo, mantuvo el encierro de su madre iniciado por Felipe.
Tan lejos llegaron los celos de Juana que incluso controlaba que no se robasen el cuerpo de Felipe y se lo llevasen a otra parte. Hoy Juana descansa junto a su amado Felipe, en el panteón de la Catedral de Granada.

Relacionados